Carta de un español solidario con Cuba a Miriam Celaya.

Réplica al post Carta abierta a un solidario confundido. Por Miriam Celeya.

Primero decir que este es un escrito de réplica. No es un texto más de un debate que se ha abierto. Replica al post “Carta abierta a un solidario confundido”, el cual no se basa en la argumentación, apenas, sino en la descalificación de unos comentarios sobre el tema Solidaridad con el pueblo cubano. (Nota: En la entrada Una pausa del blog de Miriam Celaya fue donde intercambié unos comentarios con otra persona)

Por lo tanto, mi turno, es de defensa y tampoco voy a argumentar mucho. Es evidente y así lo han interpretado muchos lectores de su blog, que usted me ha dado ‘un baño’, un varapalo, un serio correctivo y algo tendré que decir ahora.

Con enorme sorpresa por mi parte me entero de que usted dedica el último post de su blog a manifestar su disconformidad con una serie de afirmaciones contenidas en unos comentarios hechos los días  7 y 9 de agosto en la entrada “Una pausa” publicada el día 6. Mis comentarios surgieron porque leí un primer comentario de una persona española que firmaba Español Solidario con el pueblo de Cuba y yo quería decir que también me consideraba solidario con el pueblo de Cuba aunque pensáramos diferente.

Preámbulo.

Mi solidaridad con Cuba es más una declaración de intenciones que un trabajo real solidario. Cada vez más en España, mucha gente se siente solidaria con un montón de causas justas y lo manifiestan de una forma muy sencilla haciéndose socios de ONGs de Ayuda Humanitaria y poco más. En mi caso lo único que tuve oportunidad de hacer fue unirme a un grupo de personas que viajamos a Cuba en 1992 para realizar unos días de trabajo solidario en un campo agrícola de Melena del Sur. Ese gesto sí se puede considerar un pequeño trabajo solidario real dado que la crisis alimenticia en 1992 era evidente. Aún así lo que hicimos fue más simbólico que otra cosa.

Unos años más tarde volví con mi familia y pasamos menos de un mes viajando por el país. Alojados una noche de hotel en Santiago, el resto lo pasamos en casas particulares. Curiosamente esas casas autorizadas como pensiones, estaban gestionadas por personas que ‘disentían’ bastante del ‘estado de cosas’ en la isla. Naturalmente no te decían nada el primer día, pero enseguida surgía el tema. Recorrimos la isla y regresamos a España desde La Habana. Era verano de 2003 y no sabíamos nada de lo que había ocurrido pocos meses antes. En ningún lado, ni en Baracoa, ni en Banes, ni en Trinidad, se veía nada extraño, ni presencia policial, ni nada.

Yo me había desconectado totalmente del grupo con el que viajé en el 92 y seguía las noticias de Cuba en El País, en los medios, y pensé que el país iba recobrándose del período especial cada vez más, dado que el cambio que observé al comparar 1992 con 2005 era evidente. Un día leo en El País algo sobre una joven cubana que está teniendo cierto protagonismo en la red con su blog y consulté de qué se trataba pero no hice mucho caso hasta que hace un año más o menos ‘descubro’ la guerra mediática contra Cuba. Nadie me avisa, nadie me lo cuenta. Conforme pasa el tiempo, se van generalizando las opiniones críticas con Cuba, se deja de hablar de los éxitos deportivos, de los artistas, de la educación, y parece que algo está pasando. En octubre pasado empiezo a entrar en Generación Y y lo llamativo de lo que leo en ese blog y sobre todo en los miles de comentarios me motiva a buscar información caso por caso usando tan sólo la red digital y encuentro un montón de textos, videos,  etc.  sobre situaciones que desconocía totalmente. Como hay tantas cosas que no entiendo, empiezo a comentar y a las primeras de cambio, recibo los primeros insultos y los primeros calificativos asociados a nombres que desconozco, G2, Villa Marista, etc. Quiero hacer algo con las informaciones que voy encontrando y decido abrir en mayo un blog que no es un blog propiamente dicho porque no pretende la participación, ni intenta crear estado de opinión, sino tan sólo guardar, almacenar y colaborar contra la campaña mediática.

Aquí acaba el preámbulo, necesario para situar desde dónde se dicen las cosas: desde el corazón, desde la cabeza, desde el bolsillo, desde el rencor, etc. ¿Desde dónde se dicen las cosas?

Aquí empieza la réplica.

Primer punto: De cómo la propaganda oficial daña el pensamiento de las personas y confunde a las mismas y de cómo el solidario confundido ha sido víctima de la facundia revolucionaria y se ha logrado que siga el Manual, lo cual le hace cómplice de los encarcelamientos y más cosas.

Grave error por su parte. La confusión la tiene usted. Me ha confundido con un joven e inexperto novicio al modo de alguna secta, asociación o academia. No soy joven ni inexperto en esas artes, y hablando de sectas, reconozco a una persona sectaria con bastante facilidad.

Hay una cosa que no me queda clara cuando habla del “Manual para recabar la solidaridad foránea” que es cuando salen las palabras USAID, SINA, y las frases entrecomilladas “se conectan a Internet…”,  “Están financiados…” que no he entendido bien si usted dice que son mías o son del Manual y yo pudiera estar utilizándolas. Como no lo tengo claro y el texto se va a  alargar mucho lo dejo porque en cualquier caso poco importa.

Pero sí es muy importante, porque es una torpeza, casi una vileza, es injusto y utiliza el chantaje emocional, esto otro.

Dice usted: “son frases que se utilizan de manera irresponsable, tal como lo hace usted, en referencia a cualquiera que se cuestione al gobierno, sin considerar que repitiendo ese sonsonete los solidarios de la más larga dictadura latinoamericana han propiciado que se encarcele arbitrariamente a muchos cubanos valientes y han coadyuvado al sufrimiento de decenas de miles de familias cubanas.”

“Los solidarios”. ¿A quién se refiere?

La palabra solidaridad, solidarios con el pueblo cubano, está en el origen de su post y de mi réplica y yo mismo soy un solidario confuso. ¿Soy también uno de los responsables de lo que usted dice sobre cárceles y sufrimiento, o se refiere a otras personas y no habla de los cooperantes solidarios?

¿Se refiere usted al catalán doctor Puigvert, a Mandela, a García Márquez, a Rigoberta  Menchu  Premio Nobel de la Paz 1992, al premio nobel  de Física  ruso, a los premios nobel de literatura, inglés, portugués, a las miles de personas, hombres y mujeres que apoyan la Revolución Cubana, siendo personas muy destacadas en sus campos profesionales, y también a  millones de personas anónimas que hacen lo mismo.¿ Hace falta que amplíe esta réplica con un listado enorme de ‘solidarios con la  criminal situación que se vive en Cuba’. ?. Como creo que hay muchas cosas que usted no capta, le digo: si uso comillas es porque cito, si uso tildes simples no cito a nadie.

He comprendido lo que quiere decirme, tomo nota y me hace pensar en la Campaña Mediática Contra Cuba, que es parecido a que lo que usted dice, pero al revés. No surge desde Cuba sino desde los grupos de presión,  que desean derrocar al gobierno cubano y liquidar la Revolución. Diferencias hay muchas, pero una y muy importante es que la propaganda oficial hay que ir a buscarla porque nadie te la deja ni en el buzón ni el la cesta de folletos publicitarios y  la otra no hace falta hacer nada; invade las ondas, la prensa escrita, los tertulianos (remunerados), ahora mismo es un producto más de la sociedad de consumo. La televisión privada en España está llena de telebasura porque vende y aumenta las audiencias. De forma parecida en estos momentos hablar mal de Cuba, magnificar cualquier cosa, genera negocio, aumentan las tiradas, las audiencias, el tráfico en la red. ¿Qué se busca en los medios generalistas? El morbo en primer lugar. Todos buscan su interés particular.

Segundo punto: Decir como usted dice que a estas alturas del partido es excluyente apoyar al pueblo cubano y apoyar el proceso revolucionario cubano, eso es un juicio de valor. Ni es obvio, ni es objetivo, ni es una evidencia. Es su opinión y poco más. Y decir lo contrario, que es lo que yo afirmo, no se debe a ninguna confusión o trastorno.

No voy a repetir lo que contesté ayer al señor Asdrúbal Caner y sólo cito algunas líneas de texto: “Las personas que trabajan en acciones solidarias no piensan ni que están apoyando al gobierno de turno, que es muy distinto en cada país, ni que están siendo manipulados por nadie.” Y me refería a las miles de personas solidarias españolas, que trabajan en centenares de proyectos, en decenas de países, donde en ocasiones hay gobiernos de un tipo o bien gobiernos de signo contrario. Existen desde hace mucho, los Comités de Solidaridad no sólo con América Latina, Cuba incluida, sino con otras zonas geográficamente más cercanas, como África y Oriente Próximo.

Tercer punto. No diga que he dicho lo que no he dicho, ni he insinuado lo que no he insinuado.

Si dije a principio de Agosto que algo no había entendido de su post ”Una pausa”, es que no lo entendía; bien porque usted no se expresó del todo bien o porque no tuve la capacidad de entenderlo bien.

Así de sencillo. Puede pasar que muchas veces use un lenguaje irónico y quiero decir mucho más de lo que se lee a primera vista, pero en éste caso no. No me quiero extender pero ese tema de tratar de saber realmente si ciertos blogs están bloqueados o no lo están, si lo están en unos sitos y en otros no, si se pueden administrar o no, todo eso hace tiempo que trato de conocerlo lo mejor que pueda.  Se dice que los blogs de desdecuba.com están bloqueados, pero en éste mismo, el ClusrMaps,  señala las entradas que tiene desde Cuba  y desde muchos otros países. En cambio Alexa, tal vez el sitio más fiable, sólo facilita los datos de la raíz desdecuba.com, y señala qué audiencia tiene, en porcentajes, esa url,  aunque creo que le atribuye a Generación Y todo el tráfico de la raíz.

No dije una palabra más fuerte que otra y sí lo hizo una comentarista cuando le dice a usted: “MENTIRA… No soy cubana, vivo en Cuba, entré en tu blog sin problema, y entro cada día sin problema para comparar lo que cuentan los blogueros de tu bando con la vida que comparto cada día con los cubanos de mi trabajo.”

Hay más tópicos que podría abordar en éste punto, pero sólo me refiero a uno más para ver qué mal o con qué mala intención ha interpretado usted alguna cosas.

Punto Damas de Blanco: Le concedo el beneficio de la duda de que no ha querido  manipular las palabras que empleo en un comentario dirigido no a usted sino al comentarista español que firmaba el 7 de agosto Español solidario con el pueblo de Cuba. El contexto es éste. Cuando veo que esa persona firma así, incorporo un comentario y firmo  Otro español solidario con el Pueblo Cubano. A continuación, viendo que en redes sociales aparece Solidaridad con Cuba y yo estaba buscando justamente personas solidarias, me encuentro que son personas solidarias con el pueblo cubano opositor. Es decir  no solamente otro español y yo coincidimos usando las mismas palabras para decir cosas diferentes, sino que en las redes sociales, hace unos años sólo había un colectivo de solidaridad y ahora hay dos, todo eso en sentido amplio.

Y así, se entiende lo que escribí. Era un texto donde hablo de personas solidarias catalanas que desde hace 30 años muestran dicha solidaridad y este verano, un año más han estado en Cuba: El Casal Català Cubà de Barcelona.

Mis palabras fueron estas: “Ha sido hace muy poco cuando en una burda imitación (igual que las damas de blanco tratan de ser ‘las abuelas de la plaza de mayo’) surge la nueva solidaridad a la que usted alude.

Yo escribo que en una burda imitación surge la nueva solidaridad a la que usted alude. Y también digo, que las damas de blanco tratan de ser ‘las abuelas de la plaza de mayo’.

Usted me atribuye: “Usted groseramente califica (a las Damas de Blanco) como “burda imitación” de las Abuelas de la Plaza de Mayo” que no es lo mismo ni mucho menos.

¿Puede usted reconocer, Miriam Celaya, el error de lectura, de comprensión, en que ha incurrido? La burda imitación es la de quienes ¡ahora¡ después de años de no saber dónde estaban ni quienes eran, se apropian de las palabras y el concepto Solidaridad con Cuba, Solidaridad con el Pueblo Cubano,  que se ha utilizado masivamente desde la izquierda para expresar el apoyo a la pequeña nación agredida. Esta nueva solidaridad ni mucho menos es con el pueblo cubano, sino que será, supongo, con los presos, con sus familiares, etc. Yo lo que digo es  que las damas de blanco, TRATAN DE SER  ‘las abuelas de la plaza de mayo’, colectivo que todo el mundo sabe quienes son y respetan, menos un buen número de comentaristas opositores que en blogs opositores, las denigran y se mofan de Hebe de Bonafini.

Como siempre ando haciendo preguntas, dado mi enorme desconocimiento de tantas cosas, ¿alguien podría mandarme alguna referencia en la red acerca de la Solidaridad que las mujeres argentinas puedan tener hacia las mujeres cubanas? Gracias por adelantado.

Cuarto punto: ¿A quién se dirige el post?

Acepto la crítica y más incluso de lo que el post  señala, pero no me ha gustado nada  el tema ‘solidarios con la represión’ y reconozco que me han dolido esas cinco o seis líneas del final del segundo párrafo. Tal vez por eso he ido demorando esta réplica ‘enfriando’ la respuesta descalificadora. Mientras pasaban estos tres días, he ido participando en los comentarios del blog y hoy, a punto de terminar el texto, pienso en algo que he escrito antes. El chantaje emocional. Me parece que su post no se dirige a JosepCalvet. Usted no se dirige a ese alias que nadie conoce, usted se dirige a sus lectores y mis comentarios dirigidos no a usted, sino a otro comentarista, han sido el pretexto para acercarse emocionalmente  a las personas que siguen sus escritos y particularmente a sus ‘fieles’,  sabiendo que las palabras cárcel y sufrimiento iban a ser bien recibidas. Afortunadamente se ha quedado ahí, porque también podría haber incorporado torturas, muerte, ejecuciones extrajudiciales, desaparecidos, y otros tags parecidos.

Usar el chantaje emocional lo veo lamentable, parece aprendido en alguna academia y me permite comprender poco a poco por qué el colectivo al que usted pertenece no tiene ninguna credibilidad en la isla, en ese “Caimán Verde embravecido”.

Al final he llegado a la conclusión de que no hacía falta el largo post. Eran suficientes los 140 caracteres de un tweet, éste: @solidarioconfundido Su solidaridad le hace cómplice de que se encarcele arbitrariamente a muchos cubanos y  del sufrimiento de decenas de miles de familias.

Final. De mucho escribir aquí y allí, sin cuidar mucho lo que uno dice, porque sabe que no va a ser posteriormente recopilado y publicado en forma de libro, se supone que habré dicho muchas cosas erróneas, o tal vez mal dichas. Pero también he escrito en mi blog estos dos textos:

Primer texto: Una persona tirando del Manual Disidente, bueno, lo que pudiéramos llamar así, pone un comentario el 16 de agosto, en el post que suele ser la entrada principal, y me dice qué por qué defiendo a una tiranía que se sostiene a base de una absoluta represión. Le digo: “Naturalmente que no pienso en absoluto que estoy al lado de ninguna tiranía que se sostiene reprimiendo a su pueblo. Si fuera así, estaría al lado de los oprimidos.”

Segundo texto: Una página de opinión, también en mi blog, habla acerca de la mala imagen de Cuba. ¿Qué ha pasado, qué ha cambiado? Ahí,  se puede leer esto:

“Trataré de introducir la cuestión: si hace relativamente poco tiempo, la Revolución Cubana seguía despertando apoyos y se mantenía cierta visión romántica y amable del pequeño país, de un tiempo a esta parte todo ha girado y ‘como todo el mundo sabe’ en Cuba no se respetan los DDHH, es una dictadura, y el régimen tiene sus días contados.

Tengo que reconocer que todo ello me afecta personalmente y teniendo en cuenta que siempre he hablado bien de Cuba a todo el mundo y me he mostrado partidario del proceso revolucionario, ante tanto bombardeo a la contra, a veces me planteo si estaré equivocado.”

¿Estaré equivocado? Hay momentos en que dudo.

Usted, Miriam Celaya, ¿duda en algún momento acerca de si todo lo que afirma es así?

Saludos desde España.

Comentarios

3 comentarios en “Carta de un español solidario con Cuba a Miriam Celaya.

  1. He leido detenidamente y sin conocer previamente el comienzo de la discusión o lo que sea que provocó esta respuesta, a mi me parece bastante coherente y bien argumentada. No suelo entrar en blogs que hablen de la Isla porque estoy aburrida de leer las mismas chapuzas informativas que se hacen sobre Cuba, casi todas enfocadas a confundir y manipular, aunque lo peor son los comentarios vanos, mediocres y tantas veces con tan pocas luces que se hacen. Fuí hace unos años la Isla, de vacaciones, primero a casa de una amiga y después en una pensión de esas que comentas, lo primero que descubrí fue la cantidad de mentiras que me habían contado algunos conocidos cubanos residentes en Miami, de esos que gustan tanto de entrar en blogs y chats para rajar contra Cuba, cosa que no entiendo porque muchos de ellos estan prácticamente prisioneros en el país de las oportunidades. Cierto que estas pensiones tienen que dar cuenta al gobierno cubano pero también es cierto que del dinero que le dábamos a la dueña para comprar comida, no le daba cuentas a nadie, ni siquiera a nosotros que la mayor parte de los días no comíamos alla, tampoco nos importaba mucho la verdad, y también es cierto que a los pocos días rajaba del gobierno, que lo hiciera precisamente ella no nos quedaba muy claro pero en fin, también tuvimos conversaciones con otros cubanos muy agradecidos a la revolución, desde estudiantes hasta campesinos o taxistas por ejemplo.
    Hoy mismo escuchaba en tv. a un cineasta cubano “Suite Habana” una frase que me ha gustado… “la revlución es un buen guión, pero la puesta en escena tiene sus fallos” algo así, y creo que tiene razón, pienso que nadie puede decir hoy en día que todo haya sido perfecto, pues claro que no lo es, ni lo fue la francesa tampoco, estoy segura que son necesarios unos cambios o unas reformas o como quieran llamarlo, pero no somos nosotros precisamente quienes tengamos que decir cuales, ni como, ni cuando, me refiero a la gente que ni somos de ellá ni estamos allá, , ni siquiera aquellos que siendo cubanos que no viven el día a día de la Isla y se definen ahora solidarios con Cuba y llevan años machacando y apoyando el embargo norteamericano, ¿que credibilidad pueden tener estas personas? para mi y para muchos que son desde hace años solidarios con el pueblo cubano desde luego no tienen ninguna, supongo que por eso los ignoramos como pasamos de todos esos medios informativos que llevan años también atacando sin argumentos válidos, lanzando burdas acusaciones y mentiras sobre Cuba y aunque son rebatidas desde otros medios con argumentos y pruebas, nunca son reconocidos estos “errores” publicamente.
    Yo estuve casada con un cubano que residia en España, jamás se adapto, nunca se sintió agusto, lo que mas le hubiera gustado era volver a Cuba, pero eso solo me lo decia a mi, de cara a los demas trataba de vender (y supongo que vendió) que estaba fuera de la Isla por temas políticos, nada mas lejos de la realidad, creo que de volver a Cuba hubiera dado con sus huesos en la carcel pero por motivos muy diferentes, tenía un trabajo estupendo en Cuba pero se aprovecho en su propio beneficio (faltante que dicen allá) tanto que pudo montar su negocio allá, naturalmente ese delito aquí también hubiera tenido serias consecuencias. Actualmente no se donde para, quizás marchó a USA donde tenia familia sin embargo me reconocia muchas veces que aunque tenian su casa y sus coches, este familiar apenas tenia vida pues trabajaba muchas muchas horas para mantener a una familia bastante desestructurada. He conocido a muchos cubanos que residen en Miami, nunca les he escuchado decir que sean felices, pero se permiten el lujo de opinar sobre la de todos los cubanos, algunos trabajan tantas horas que su única vida es el rato que pasaban en un chat, apenas conocen nada del país donde viven, no han salido nunca de Miami, supongo que no era eso lo que buscaban o esperaban al salir de Cuba. En fin perdona esta respuesta que se hizo tan larga, tampoco era mi intención pero así salió.
    Un saludo

    Publicado por Liver | julio 2, 2011, 13:26
    • @Liver
      Perdona que no haya dicho nada hasta hoy. Ayer vi tu comentario y te lo agradezco un montón. De hecho me llamó tanto la atención que lo he reproducido en un blog que tiene mucha más visibilidad que este. Estoy hablando de La Joven Cuba, Matanzas.
      Allí se dan unas 1500 visitas/dia y realmente es un blog de debate. Te invito a concerlo y a participar, en el caso de que no lo conozcas.
      He visto tu blog y me parece interesante. Voy a dejar allí un comentario.
      Saludos

      Publicado por Josepcalvet | julio 4, 2011, 23:46

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Un blog que no lo es, tal vez un wikiblog. | Acerca de Cuba, por Josep Calvet - septiembre 15, 2010

Deje un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Fechas de los post

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.045 seguidores

%d personas les gusta esto: